Un estudio afirma que las mantas pesadas son eficaces para disminuir el insomnio


Fecha: 23 de septiembre de 2020


Fuente: American Academy of Sleep Medicine


Resumen: Las mantas pesadas son una opción segura y eficaz para el tratamiento del insomnio. De acuerdo con los especialistas, los pacientes con insomnio y trastornos psiquiátricos mostraron una reducción de la gravedad del insomnio, mejoraron el sueño y observaron menos somnolencia diurna tras dormir con una manta pesada.


Según el estudio «Las mantas pesadas pueden disminuir la gravedad del insomnio» realizado por The American Academy of Sleep Medicine (AASM), la única sociedad profesional dedicada exclusivamente a la subespecialidad de la medicina del sueño, se llegó a la conclusión de que las mantas pesadas son una solución viable para ayudar a dormir mejor.


Este estudio consistió en analizar a 120 adultos con trastornos del sueño, insomnio clínico y trastornos psiquiátricos coexistentes: trastorno depresivo, bipolaridad, déficit de atención e hiperactividad o trastorno de ansiedad generalizada. Los participantes, 68 % mujeres y 32 % hombres con una edad media de 40 años, fueron seguidos durante un año. Al inicio del estudio, se entregaron mantas pesadas y mantas «placebo» y se evaluaron durante cuatro semanas, a través de la actigrafía de pulso, que permite monitorizar los ciclos de sueño y la actividad diurna.


Los resultados del estudio mostraron que los participantes que usaron la manta pesada durante cuatro semanas sintieron una reducción significativa de los trastornos del sueño, específicamente del insomnio, lo que se tradujo en una mejor calidad del sueño, una mayor actividad diurna y una reducción de los síntomas de fatiga, depresión y ansiedad. Los encuestados registraron aproximadamente 26 veces más probabilidades de sentir una reducción del 50 % o más de la gravedad del insomnio en comparación con el grupo que recibió la manta «placebo», y los mismos tenían casi 20 veces más probabilidades de reducir la incidencia del trastorno nocturno.


«La presión que la manta pesada aplica sobre distintos puntos del cuerpo estimula la sensación de tacto en músculos y articulaciones, de forma similar a la acupresión y a un masaje, una explicación sugerida para el efecto calmante y favorecedor del sueño», afirma el investigador principal, el Dr. Mats Alder, psiquiatra del Karolinska Institutet de Estocolmo, Suecia. «Hay pruebas que sugieren que la estimulación por presión profunda aumenta la excitación parasimpática del sistema nervioso autónomo y, al mismo tiempo, reduce la excitación simpática, que es considerada la causa del efecto calmante».


Después de un año, los datos recogidos indicaron que el 92 % de los usuarios sintieron los efectos positivos del uso y el 78 % dejaron de ser pacientes crónicos. «Me sorprendió el efecto eficaz de la manta pesada sobre el insomnio y quede satisfecho con la reducción de los niveles de ansiedad y depresión», dijo Adler.


En otro estudio relacionado, publicado en la edición de septiembre del Journal of Clinical Sleep Medicine (JCSM), el investigador Dr. William McCall describió que los resultados del estudio apoyan la teoría psicoanalítica del «ambiente de contención», que afirma que el tacto es una necesidad básica que proporciona relajación y confort. McCall solicita a los investigadores a que consideren el impacto de las superficies en el sueño y de la ropa de cama en la calidad del mismo, al tiempo que sugiere que se realicen investigaciones adicionales sobre el efecto de las mantas pesadas.


13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo