Primer plano sobre una manta pesada blanky gris.

¿Qué es una manta con peso?

Las mantas pesadas (o «weighted blanket» en inglés) son una solución natural y clínicamente probada para mejorar la calidad del sueño. Estas mantas usan su peso para ayudar a nuestro sistema nervioso a relajarse; además, desde hace más de 15 años, se usan para tratar el autismo, la ansiedad, el TOC y otros trastornos.

En los últimos 15 años, las mantas pesadas han sido utilizadas en diferentes áreas de la salud y sus beneficios han sido ampliamente demostrados.

El aumento del número de horas dormidas y la reducción del número de movimientos realizados durante la noche disminuyen los niveles de estrés y ansiedad y mejoran la calidad del sueño.

¿El resultado? Más energía durante el día, menos dolores musculares y esa increíble sensación de haber dormido bien.
 

Aquí encontrarás más información sobre los estudios que demuestran la eficacia blanky

icon_happy.JPG

Siéntete mejor

La cálida suavidad de blanky aumenta los niveles de serotonina, la hormona de la felicidad

icon_sleep_edited.png

Duerme mejor y de forma más natural

La distribución del peso de la manta permite lograr un sueño más profundo y natural, lo que ayuda a evitar el uso de suplementos o pastillas

icon_hug_edited.png

Un abrazo que te envuelve

Esta es la sensación con la que quedan nuestros clientes... que solo es posible gracias al uso de los mejores materiales para la fabricación de blanky

 Una mujer rejuvenece después de dormir con una manta pesada blanky.

Una manta que funciona como un masaje

 

En nuestras mantas usamos el método DTP («Deep Touch Pressure», que funciona como un masaje) para aplicar una presión localizada en los músculos. Esto hace que tu cuerpo se relaje y te permita dormir profundamente.
 

Este método ayuda a nuestros músculos a relajarse y a nuestro cuerpo a producir una serie de hormonas «beneficiosas», la combinación de estos dos efectos ayuda a disminuir la ansiedad y a dormir mejor.

Estos efectos están científicamente probados, por eso las mantas pesadas se usan desde hace más de 15 años en países como Canadá, Estados Unidos o Suecia para ayudar a las personas con trastorno de autismo, trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) y ansiedad, entre otros.

Hecha con los mejores materiales
 

Para la producción de blanky, usamos solo el mejor algodón (orgánico o satinado de 200 hilos). Lo hacemos porque creemos que la comodidad extra que proporcionan los materiales adecuados también ayuda a mejorar la calidad del sueño.

Pero no solo el algodón es el secreto de blanky: desde el relleno de granos de arena de vidrio (que nos garantiza una manta hipoalergénica) hasta el método de costura, todo en esta manta está hecho para que sea no solo pesada, sino también cómoda.

Sobre todo cómoda. Como un abrazo de un familiar que no vemos hace mucho tiempo.

Ahora, sueña

Cerca del techo de una típica "casa alentejana" se extendía una manta blanda ponderada.