La fabricación de blanky

Las 7 capas de manta blanky ponderada: capa exterior de algodón, capa interior de poliéster y relleno de cuentas de vidrio tratadas.

Las 7 capas mágicas

Blanky tiene siete capas que han sido estudiadas y probadas para garantizar que tu sueño sea más saludable.

La primera y la séptima capa son 100 % algodón y cuentan con un forro interior con capa doble. La segunda y la sexta capa permiten que los gránulos de vidrio se desplacen. La tercera y la quinta están formadas por una capa poliéster híbrido de baja y alta densidad que evita las fugas y las rasgaduras.

Y en el medio... la magia de los granos de arena de vidrio.

La primera marca ibérica de mantas pesadas 

Cada manta se fabrica siempre con la máxima calidad, con algodón satinado de 200 hilos, para un máximo confort y con un relleno de granos de arena de vidrio tratados y perfectamente distribuidos: ¡el verdadero truco para el efecto de masaje y relajación de blanky!

Primer plano sobre una manta pesada blanky gris.

Mantas pesadas

Las mantas pesadas se pueden encontrar a nivel internacional con varios tipos de relleno. Blanky utiliza arena de vidrio tratado (el mejor) para garantizar una manta hipoalergénica con la mejor distribución de peso posible.


En cuanto a la cobertura exterior, hemos optado por el algodón satinado de 200 hilos que, por su composición natural, no daña la piel, tiene la ventaja de ser un tejido que no acumula ácaros ni polvo y, por último, facilita la limpieza y evita las irritaciones.


Además de tener una mayor durabilidad y no causar alergias debido a su tejido antialérgico y natural, blanky tiene la capacidad de adaptarse a la temperatura interna de nuestro cuerpo, lo que crea una agradable sensación de bienestar durante todo el año.