Etiqueta de una manta blanky pesada.

Dormir sin miedo - garantía de 100 noches

Tienes 100 noches para probar blanky y, si no te gusta, puedes cambiarla o devolverla gratuitamente.
 

¡En blanky creemos en el amor al primer sueño! Pero si no te gusta tu blanky después de la primera noche, no te preocupes, ¡tienes 99 intentos más!

No todas las personas están acostumbradas al peso extra en la cama, por lo tanto, es normal que la manta pesada te resulte extraña durante los primeros días. En estos casos, siempre recomendamos usar la manta blanky unas pocas horas al día, por ejemplo en el sofá, y ponerla en la cama solo después de acostumbrarse.

 

¡No hay motivos para tener miedo de probar la manta blanky y recuperar la felicidad de dormir mejor!

Para obtener más información sobre el proceso de devolución y cambio, haz clic aquí.